For more information about our online Spanish lessons via Skype, our Spanish lessons in Essex or Spanish after school in Maldon, please email us! We will be glad to hear from you.

Pánico en la primera clase

Todos los profesores tenemos una primera clase, esa en la que entras sudando, mirando tu guioncito de la noche anterior de reojo y de la que sales agotado de todos los nervios que has pasado. Recuerdo  que hace años una amiga me dijo que en sus 2 primeras semanas como profesora llegaba a casa y se echaba la siesta de su vida. Y es que es muy estresante estar delante de unos alumnos, ávidos de conocimiento y no saber muy bien lo que estás haciendo.

 

Yo creo que los profes de español tenemos muchas primeras clases. Casi todos trabajamos en este mercado dinámico en el que cada viernes sabes, más o menos, tu horario de la semana siguiente. Es cierto que hay muchos que trabajáis en centros más reputados (universidades, colegios de primaria o secundaria, institutos), pero la mayoría hemos pasado por eso o/y seguimos haciéndolo. A mi me gusta vivir así, cada semana es diferente a la anterior y tienes mucha flexibilidad, lo que va bien para según qué cosas.

El caso es que, en este tren de vida, los horarios cambian a menudo, pero también los alumnos. Tan pronto tienes 8 clases one-to-one, como te plantas con 2 grupos y 3 clases de conversación. De ahí que os dijera que los profes de español tenemos muchas primeras veces. Yo al principio sudaba cada vez que me llamaban para una clase nueva. Me preguntaba: ¿cómo serán los estudiantes? ¿Tendrán interés?¿serán jóvenes o mayores?¿serán "básicos, básicos" o ya sabrán algo?.... y un millón de cosas más. Lo que peor llevo son los niveles. Me ha pasado cien millones de veces que el estudiante no tiene el nivel que yo pensaba o me habían dicho, y me he plantado en la clase con material que no servía para nada. O un estudiante que en el papel es excelente pero a la hora de hablar es terrible, un básico con piel de intermedio.

A mi me encanta, antes de cada clase, llevar una especie de guión de lo que quiero hacer. Me gusta pensar que soy más organizada que otras personas que entran en la clase a pelo (nunca jamás he podido llegar al lugar en el que he quedado con mi alumno o a la escuela en la que trabajo con el tiempo justo, necesito, mínimo, 20 minutos para centrarme antes de comenzar), pero soy más desorganizada que otros compañeros que realmente llevan un horario para cada tarea. Sé que la teoría es que debemos dar un tiempo a cada actividad, pero no lo puedo evitar, la clase me lleva a mi y yo me dejo llevar encantada. Me gusta ver la creatividad de mis estudiantes y dónde acaba mi clase. Siempre me sorprenden gratamente.

Para esos momentos cuando no es posible llevar un guión o se te rompen los esquemas en el minuto 1 de clase, suele funcionarme llevar alguna actividad para romper el hielo que me guste o que me haya funcionado antes. Para los básicos que saben un poquito me encanta repasar las preguntas que saben, ponerlos por parejas y que se hagan las preguntas. Después deben presentar a su compañero ante la clase. Se te va la hora volando, se han presentado, han conocido al compañero y han repasado, ¿qué más se puede pedir?. Es muy simple, pero les suele gustar.

Los básicos cero son los que encuentro más complicados. Cuando están en cursos de inmersión suelo entrar en plan "Yo Tarzán, tú Chita", poniendo la pregunta "¿Cómo te llamas?" en la pizarra y señalándome a mi misma diciendo "Yo me llamo Alejandra, ¿y tú?" y así poco a poco con cada estudiante. Suena tonto pero funciona. Con los angloparlantes es un poco distinto, al menos a mi modo de ver, porque necesitan que les hables en inglés. Suelen tener problemas para comprender los conceptos gramaticales y si encima comienzas en español exclusivamente, se suelen frustrar. Hay que convencerlos poco a poco.

Para esas primeras veces también os puede servir la entrada que he leído en este blog, que habla de cómo "enamorar" a tus estudiantes. A mi siempre me ha funcionado la sonrisa. Pienso que tener paciencia y sentido del humor son dos cosas muy importantes en un profesor de español.

Espero que os haya gustado esta entrada. Me encantaría leer sugerencias para las primeras clases, alguna actividad para romper el hielo. Si os animáis ¡dejadme un comentario!

Sed buenos y ¡hasta el próximo post!

Write a comment

Comments: 0